HABITACIÓN DEL BEBÉ

¿Estás esperando un bebé? Enhorabuena! Como todos sabemos la llegada de un nuevo miembro a la familia es una alegría pero la espera a veces se nos pueden hacer eterna. No te preocupes, hoy te traigo una serie de ideas para decorar su habitación y así hacer más llevadera la espera.

Pinta las paredes de tonos suave como el amarillo, rosa o azul pastel. Estos colores ayudarán a la relajación de tu bebé y le aportarán la tranquilidad necesaria para sus primeros meses de vida.

En cuanto al mobiliario está claro que el rey en este caso es la cuna, hoy en día hay millones de modelos de cunas.

cuna bebé

¿Cómo elegir la cuna adecuada?

Debes fijarte en que cumpla con la normativa de la UE que vela por la seguridad de los muebles de ámbito infantil. Además la separación entre el colchón y los laterales y frontales de la cuna debe ser mínimo para que el bebé no pueda lastimarse.

La base de la cuna debe ser firme y tener varias posiciones para poder cambiar a medida que el bebé vaya creciendo. Algunos modelos permiten sacar un lateral para cuando sea un poco más mayor que pueda entrar o bajar el solito.

El colchón no debe ser muy blando, un colchón firme sin almohada es lo más adecuado para asegurar el descanso de tu pequeño.

También existen los capazos o moisés que sirven para cuando el bebé todavía es recién nacido. Es más fácil de mover que una cuna por lo que resulta más comodo si quieres llevarlo para diferentes estancias de la casa.

Además en los últimos años han evolucionado mucho y existen en el mercado todo tipo de moisés y capazos. Los hay de mimbre, de madera, de tela, etc.

moisés bebé
cucosbaby.com

Mira lo que más se adapte a tus preferencias y elige el que más te guste.

Otro elemento fundamental para la habitación de tu hijo es la cómoda. Debe ser amplia para poder guardar en ella todas las cositas que deberás tener a mano cuando nazca tu bebé. Además puedes adaptarlo y con un pequeño colchón impermeable podrás usarlo como cambiador.

Cómoda MaisonsduMonde

Una butaca o sillón es una buena opción para poder darle a tu bebé de comer y dormirlo en tus brazos de una manera cómoda para tu espalda. Opta por uno con tela lavable o fácil de limpiar, lo agradecerás.

Estos serian los tres elementos básicos para una habitación de recién nacido, no es tan difícil ¿verdad?

Si además quieres añadirle un extra de decoración puedes optar por unos cuadros grandes con láminas de animales o unos estantes con formas que le darán un toque más infantil.

Puedes hacer la estancia más acogedora con una alfombra que, además, a medida que crezca, le servirá para sentarse en el suelo a jugar.

Como puedes ver, hay un sin fin de muebles y accesorios para la habitación de los más pequeños. Pero con estas pequeñas pinceladas has podido observar que convertir una habitación en un cuarto infantil es más facil de lo que parece. Ponte manos a la obra y en unos meses ya estarás disfrutando de tu pequeño regalo.

bebé

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba