FLORES SIEMPRE BONITAS

¿A quién no le gustan las flores? Y es que un bonito ramo de flores da vida y color a cualquier estancia aportando ese toque de naturalidad y frescura que tanto nos gusta.

El problema de las flores naturales es su corta duración, teniendo que renovarlas cada poco tiempo y acarreando un gasto económico que no todo el mundo se puede permitir.

¿Cuántas veces has deseado que el ramo de flores que te ha regalado esa persona tan especial no se marchitara tan pronto? ¿ O el ramo del día de tu boda? Y es que además de decorar, un ramo puede tener un valor sentimental que hace que aun nos duela más tener que tirarlo.

flores preservadas

Hemos descubierto cómo solucionar este problema y que dejes de preocuparte de que las flores de tu casa luzcan bonitas. Disfruta de tus ramos hasta dos años sin necesidad de cuidarlas excesivamente.

No, no estamos hablando de flores artificiales, estamos hablando de las flores preservadas. ¿Nunca has oído hablar de ellas? Pues presta atención a todo lo que debes saber.

¿Qué son las flores preservadas?

Son flores de verdad, naturales que cuando llegan a su punto máximo de esplendor se cortan y se les aplican diferentes tratamientos para que se conserven igual de bonitas y coloridas que cuando se cortaron.

Hace unos años las flores preservadas solían ser de colores más apagados pero hoy en día los nuevos tratamientos más orgánicos de preservación permiten conservar y potenciar colores más naturales.

Otra de sus ventajas es que no dependen del agua para vivir. Así que no debes de preocuparte de estar cambiándoles el agua cada cierto tiempo para que aguanten más. Si las colocas en un sitio alejado del sol y sin agua te durarán hasta dos años.

Cuidados

El agua es el enemigo número uno de las flores preservadas. Asegúrate de que el jarrón esté bien seco y intenta que los tallos no queden muy pegados al cristal, ya que podría favorecer la formación de humedad.

Por otro lado debes evitar colocarlas en un lugar donde les de el sol directo. Podría estropearlas mucho antes haciendo que les desaparezcan los colores naturales.

Cuando notes que se les ha acumulado polvo solo debes pasar un cepillo suavemente o un secador con aire frío a unos 30 cm de distancia para no dañarlo.

flores preservadas

Si sigues estos tres simples pasos, podrás alargar aún más la vida de tu ramo. ¿Ya te he convencido de esta maravilla?

Si no es así y todavía sigues pensando que realmente no son naturales, que no tienen colores vivos o que no están de moda puedes desmentir estos pequeños mitos que han perseguido a este tipo de flores pero que nada tienen que ver con la realidad pinchando sobre la siguiente imagen.

flores preservadas

«Siempre hay flores para aquellos que quieren verlas.»

Henri Matisse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba